Cargando Eventos

« All Eventos

NOmade Bienal GROSS CAPITAL

Curadores: Hernan Pacurucu / Victor Hugo Bravo

20 julio / 7:30 pm - 14 octubre / 6:00 pm

BIENAL NOmade
GROSS CAPITAL / MAC Quinta Normal
Inauguración 20 de julio – 19:30 hrs.
Curadores: Hernán Pacurucu (Ecuador) / Victor Hugo Bravo (Chile)

Una nueva forma de comprender el formato bienal llega al MAC, cuestionando el tradicionalismo de estos encuentros desde la deconstrucción. Dispositivos críticos y estéticos dialogan entre ellos para poner en crisis esta fórmula conocida y aferrada en la institucionalidad.

Transgrediendo los cánones, Bienal Nomade se niega a reconocer una sede o ciudad central, tampoco se enmarca en un período exacto, ni propone un mega-despliegue. Este encuentro se configura como una circulación contante, una residencia en tránsito, un proceso infinito.

En esta oportunidad, MAC Quinta Normal acoge pinturas, videos, instalaciones, entre otros, de artistas nacionales e internacionales; sumándose a este encuentro móvil, efímero y filial, que se abre a la experimentación.

Bienal NOmade en su tercera acción: GROSS Capital / Capital bruto

CAPITAL DE TRABAJO BRUTO:

En las economías actuales o avanzadas la materialidad de la mercancía, el carácter físico del trabajo y la naturaleza concreta o real de los intercambios se subordinan al imperativo desmaterializante de las economías de servicio o financieras.

Este cambio ha supuesto también que la otrora potencia productiva de los cuerpos es considerada una forma de producción secundaria y de valor intermedio en el mercado planetario, es decir, que dentro de este nuevo paradigma lo puesto en valor son los signos y su velocidad virtuosa y lo relegado a la periferia son los performativos y las dimensiones físico-políticas contenidas en las múltiples formas de la producción primaria.

Esta desvalorización de la producción primeria o bruta no solo se da en la esfera de las economías de consumo sino también afectan a las economías de sentido y significación; siendo el arte y la cultura los ámbitos más afectados por tales fenómenos.

En efecto, el arte contemporáneo se ha convertido en un ejercicio globalizado que ya no establece vínculos concretos con el territorio real y virtual desde el cual emerge y al cual desea interpelar, lo cual hace válido pensar que su paulatino proceso de desmaterialización más que otorgarle un coeficiente emancipatorio al arte ha sido el factor que ha hecho posible su integración subordinada a las economías de la información.

Desde este punto de vista, La bienal, el hacer como proyecto y la desaparición progresiva de la figura del artista como sujeto liminal al sistema son los signos y las figuras más nítidas de su incorporación pasiva al mercado planetario.

Estos aspectos críticos son lo que la Bienal NOmade en su tercera acción: GROSS Capital / Capital bruto desea perturbar o bifurcar al proponer bajo el alero dominante de la noción de bienal la irrupción de un capital bruto o brutal, es decir, un capital bestial, excedido en su condición primaria o primera. De esta manera, lo propuesto es desviar la mirada de los espectadores del evento o del proyecto hacia la realidad y los performativos que se expresan en la fabricación de la cosa artística.

Este giro de lo inmaterial a la materia con valor agregado supone una acción cuyo fin es intensificar la tensión existente entre la materia y el mercado. Lo bienalizado, de este modo, es un posible afuera del evento, un conjunto de procesos-obra cuya gravedad material se manifiesta no legible a la ratio o inteligencia del mercado.

Hacia una “economía bruta”

Dicho esto, la sinfonía de lo brutal en el juego de fluctuaciones continuas que proyecta la “cosa artística” como “objeto del deseo” al interior del espacio sin espacio del museo, se siente contrariada mientras la plusvalía simbólica necesaria para la confección del “objeto bienalistico”, necesariamente debe ser sustituida o al menos debe lograr esquivar la condición de artefacto, para sumergirse en la tensión de lo político.

Acudir a los dispositivos periféricos del arte y no a su “forma” como economía de mercado, podría ser la alternativa configurada en la medida que delega dicho valor sustituyéndole por el capital simbólico de los signos, significados y todo su poder gnoseológico.

Entonces, el valor nómada del capital bruto se torna en el elemento fugaz que desmantela el sentido racional cuya economía real no solo será sustituida por una economía creativa, en tanto la materia prima, el esfuerzo físico y el capital bruto -tan venido a menos- sustituyen la dogmática tarea de pensar lo racional como único elemento posible en el camino de la búsqueda de una ontología primera.

VHB /MB /HP

Lista artistas internacionales:

Victor Muñoz  – Colombia
Tomasz Matuszak – Polonia
Mariusz Sołtysik – Polonia
Anders Ronnlund – Suecia
Alexis Minkiewicz – Argentina
Hernán Pacurucu – Ecuador
Olmedo Alvarado – Ecuador
Larissa Marangoni – Ecuador
Sara Roitman – Ecuador
Igor Omulecki – Polonia
Fernando Hierro – Argentina
Eduardo Ribero / BLUEBOX – Bolivia
Arkadiusz Sylwestrowicz – Polonia
Zuzanna Morawska – Polonia
Josh Schwebel – Canadá
Carlos Heredia – Ecuador
Oscar Rosas – Ecuador
Xavier Déu Jover – España

Artistas Chilenos

Ricardo Lagos NETO – Ricardo Fuentealba-Fabio
Luis Montes Rojas – Sebastián Riffo – Gabriela Carmona – Teresa Larraguibel
Mauricio Bravo – Victoria Bravo – Juan Castillo – Claudio Muñoz

Noise Gross NOmade

Pintor Zeta – Chile
Victor Hugo Bravo JR: – Chile

Ponencias

Hernán Pacurucu / Comentarios sobre NOmade
Mauricio Bravo / colectividad y manada
Tomasz Matuszak / Europa al margen
Mariusz Sołtysik

Bienal NOmade en su tercera acción: GROSS Capital / Capital bruto

CAPITAL DE TRABAJO BRUTO:

En las economías actuales o avanzadas la materialidad de la mercancía, el carácter físico del trabajo y la naturaleza concreta o real de los intercambios se subordinan al imperativo desmaterializante de las economías de servicio o financieras.

Este cambio ha supuesto también que la otrora potencia productiva de los cuerpos es considerada una forma de producción secundaria y de valor intermedio en el mercado planetario, es decir, que dentro de este nuevo paradigma lo puesto en valor son los signos y su velocidad virtuosa y lo relegado a la periferia son los performativos y las dimensiones físico-políticas contenidas en las múltiples formas de la producción primaria.

Esta desvalorización de la producción primeria o bruta no solo se da en la esfera de las economías de consumo sino también afectan a las economías de sentido y significación; siendo el arte y la cultura los ámbitos más afectados por tales fenómenos.

En efecto, el arte contemporáneo se ha convertido en un ejercicio globalizado que ya no establece vínculos concretos con el territorio real y virtual desde el cual emerge y al cual desea interpelar, lo cual hace válido pensar que su paulatino proceso de desmaterialización más que otorgarle un coeficiente emancipatorio al arte ha sido el factor que ha hecho posible su integración subordinada a las economías de la información.

Desde este punto de vista, La bienal, el hacer como proyecto y la desaparición progresiva de la figura del artista como sujeto liminal al sistema son los signos y las figuras más nítidas de su incorporación pasiva al mercado planetario.

Estos aspectos críticos son lo que la Bienal NOmade en su tercera acción: GROSS Capital / Capital bruto desea perturbar o bifurcar al proponer bajo el alero dominante de la noción de bienal la irrupción de un capital bruto o brutal, es decir, un capital bestial, excedido en su condición primaria o primera. De esta manera, lo propuesto es desviar la mirada de los espectadores del evento o del proyecto hacia la realidad y los performativos que se expresan en la fabricación de la cosa artística.

Este giro de lo inmaterial a la materia con valor agregado supone una acción cuyo fin es intensificar la tensión existente entre la materia y el mercado. Lo bienalizado, de este modo, es un posible afuera del evento, un conjunto de procesos-obra cuya gravedad material se manifiesta no legible a la ratio o inteligencia del mercado.

Hacia una “economía bruta”

Dicho esto, la sinfonía de lo brutal en el juego de fluctuaciones continuas que proyecta la “cosa artística” como “objeto del deseo” al interior del espacio sin espacio del museo, se siente contrariada mientras la plusvalía simbólica necesaria para la confección del “objeto bienalistico”, necesariamente debe ser sustituida o al menos debe lograr esquivar la condición de artefacto, para sumergirse en la tensión de lo político.

Acudir a los dispositivos periféricos del arte y no a su “forma” como economía de mercado, podría ser la alternativa configurada en la medida que delega dicho valor sustituyéndole por el capital simbólico de los signos, significados y todo su poder gnoseológico.

Entonces, el valor nómada del capital bruto se torna en el elemento fugaz que desmantela el sentido racional cuya economía real no solo será sustituida por una economía creativa, en tanto la materia prima, el esfuerzo físico y el capital bruto -tan venido a menos- sustituyen la dogmática tarea de pensar lo racional como único elemento posible en el camino de la búsqueda de una ontología primera.

VHB
MAURICIO BRAVO
HERNAN PACURUCU 

NOMADES UNA BIENAL PARA “TODO PÚBLICO”

“Si, como lo escribe Serge Daney, “toda forma es un rostro que nos mira”, ¿qué es entonces una forma cuando está sumergida en la dimensión del diálogo? ¿Qué es una forma que sería relacional en su esencia? Nos parece interesante discutir esta cuestión, tomando como punto de referencia la fórmula de Serge Daney, justamente por su ambivalencia: ya que las formas nos miran, ¿cómo debemos mirarlas nosotros?”

Nicolas Bourriaud 
“Desenmarcarse del mundo del arte es, entonces, atraer hacia ese mundo lo que no está en él.  Es atraer la calle, atraer el espacio público.”
Adriana Valdez / Obra abierta

Crisis de neutralidad

La crisis de neutralidad del espacio museístico entendido como “cubo blanco”, así como la necesidad de expandir el modelo dogmático de las artes en lo que se ha dado en llamar prácticas artísticas contemporáneas hacen que los artistas se interesen cada día más por las dimensiones contextuales del espacio y no tanto por su consistencia institucional. Esta inquietud de trabajar en lugares que estén fuertemente conectados al ámbito social es el motivo que nos orienta a organizar la Primera Bienal de Arte Público, la cual está dirigida no sólo a los artistas contemporáneos, sino que también, pretende generar una conexión directa con el público, el cual a su vez será partícipe inmediato de estas nuevas formas de hacer arte.

De  lo que se trata

De lo que se trata es de configurar nuevas formas acerca comprender el formato  bienal, sustentadas en un paraguas conceptual que acorrala al paradigma bienalístico tradicional hasta hacerlo implosionar; entonces nos aventuramos a elaborar una serie de estrategias deconstructivas que posibilitan enarbolar un evento que siendo una bienal, a su vez, suministra dispositivos crítico-estéticos,  los cuales pongan en crisis la dogmática  fórmula bienalera y su enclaustrado sistema ferozmente institucional.

Negarse a reconocer una sede, incluso una ciudad (la Bienal Nómades  transitará  por varios países), rechazar un tiempo exacto (la bienal transcurre en varios eventos durante todo el año de bienal), negar la posibilidad del mega show (el formato  nómada  permite el desarrollo de varios eventos incluso en tiempos paralelos y en lugares distantes).

BIENAL NOmade, se proyecta como una ocupación móvil del espacio público. Entendiendo que la obra y la producción de sentido se han emplazado al cuerpo social, permitiendo al público empoderarse de los discursos, de las formas y de los campos reflexivos en la medida que esta producción se acerca cada vez más a las personas e interactúa con ellos.

La Bienal nómade propone establecer ese contacto crítico con diferentes propuestas plásticas, nuevos sentidos a los espacios públicos y una mirada horizontal del espectador la que le permite recepcionar perceptual, formal y conceptualmente las ideas emplazadas y las nuevas formas de hacer y entender el arte inmerso en los campos sociales y públicos.

PACURUCU + BRAVO
2018

En torno al montaje

Siguiendo la modalidad de proyectos anteriores, (Ex-Cárcel de Cuenca / Sporring Factors, Polonia)

La puesta en escena se realiza in situ, ocupación del espacio, toma de territorio, terreno, señal, marca.

El espacio a intervenir es el ala sur del museo, dos salas grandes más 2 salas pequeñas y además los espacios no aptos o marginales (pasillos, techo, escaleras, patio, ventanas, subterráneo, pilares, etc)

Palabra:

CAPITAL MATERIAL
MATERIALIDAD
ENVIAR IDEAS Y PROYECTOS BASICOS PARA IR ORGANIZANDO EL ESPACIO, POR AHORA NO HAY FORMATOS DEFINIDOS, SOLO LA MESA DE IDEAS.

Detalles

Comienza:
20 julio / 7:30 pm
Finaliza:
14 octubre / 6:00 pm
Evento Categoría:

Lugar

Museo de Arte Contemporáneo, Quinta Normal
Av. Matucana 464, Quinta Normal
Santiago de Chile, Región Metropolitana Chile
+ Google Map
Teléfono:
+56 2 29771765
Pagina Web:
www.mac.uchile.cl